La trampa de la perfección

La trampa de la perfección.

Siempre estamos evaluando y constantemente no hacemos las cosas por miedo a fracasar, miedo al rechazo, miedo a no cumplir con las expectativas. En ese camino, hacemos lo posible por postergar la toma de decisiones de dos maneras, una es dando un paso al lado y mirar como las cosas siguen su rumbo, víctimas del mundo, del contexto, del sistema que no nos entendió y pasó por encima sin tener piedad y que simplemente tomó las decisiones menos convenientes para mí. La segunda, es el camino de la perfección, vamos dando paso a paso el camino de buscar la vida perfecta, la forma perfecta, el momento adecuado, etc...haciéndonos pensar que estamos tomando acción, pero que "cuando llegue el momento", "cuando este preparado" lo haré, funcionará increíble y todo el mundo amará lo que haré!

Muchas veces somos víctimas en ambos caminos, al no tomar la decisión y postergarla para caer en la trampa de la perfección. Inventando el momento ficticio en nuestras cabezas que llegará por obra divina sin que hagamos nada por controlar la situación. En mi caso, hace tiempo atrás era bastante perfeccionista en muchos aspectos de mi vida, sin siquiera parar a pensar que eso me estaba saboteando y que detenía cualquier intento propio de hacer algo distinto. Por ejemplo, en el trabajo era capaz de retrasar entregas de material de difusión para campañas, lanzamiento de proyectos y tomas de decisiones importantes, todas eran postergadas por no contar con la "perfección" que jamás llegó y que al final quedaba con dos opciones, tomar una decisión bajo presión a la rápida y sin tanta margen de acción o simplemente otorgar la toma de decisión a otra persona o al "sistema". En el ámbito personal, mis proyectos constantemente se quedaban en ideas de proyectos, esos eternos "proyectos" que si estuvieran en el mercado sabríamos si funcionan, si los probáramos y tuviéramos feedback sería mejor que hacer nada, pero el miedo a fracasar, a que me dijeran que no servía, que no mi iría bien, era mucho mayor en ese instante que la idea seguiría constantemente viviendo en el mundo de los proyectos que nunca sabremos si realmente podrían haber servido e impactado el mercado, el mundo, la vida de personas y la mía...pero no, no estaba preparado, tenía que tener más conocimiento, más tecnología, más dinero, más experiencia...siempre caía en la trampa de la perfección!

Te has preguntado, ¿cuánto tiempo pasas inventando y buscando esta "perfección"? ¿Cuánta energía requiere dedicarse a desarrollar este hábito de la búsqueda constante de la perfección? ¿Cuántas cosas, proyectos, experiencias dejaste de vivir por no estar "preparado", porque no era el momento?...Sin duda, te habrá pasado y aquí te doy algunas claves para evitarla!

  • Define claramente qué quieres hacer, qué quieres lograr!
  • Si es una gran meta, divídela en pequeñas tareas.
  • Ponte tiempos para cumplir tu gran meta.  Las tareas pequeñas también con tiempos establecidos! Si es posible, tareas diarias.
  • Y por sobre toma, TOMA ACCIÓN! La acción lo es todo y la inercia que puedes crear con ella, una vez que empieces, será muy difícil detenerte.

Si algo no lo sabes hacer, no lo conoces, etc. busca ayuda, asesórate, aprende y empieza! Si tienes dudas por sobre el futuro, no dejes que te angustie, hazte cargo de crear y tomar las riendas de cada uno de tus proyectos, de tu vida. Para alcanzar otro nivel de vida es clave que puedas tomar acción y tomar decisiones que te potencien. ¿Lo estás haciendo hoy?

.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *