A capitalizar la experiencia y el aprendizaje!

¿Escuchaste alguna vez la pregunta retorica "lo que estudié en la universidad, no me sirvió de nada"? y ¿"No quiero trabajar en cualquier cosa"?

photodune-5023244-success-l-1

Hay muchos miedos y dudas al salir al mundo laboral, por mí parte, soy un cuestionador constante de la capacidad que tienen muchas universidades hoy para dejar "capacidades y competencias instaladas" en sus estudiantes, y más aún cuando de emprender se trata o de incentivar a una proyección a largo plazo de vida como trabajos con sentido y emprendimientos de impacto social en su región, etc etc y más etceteras. Tampoco dejo de lado la auto conciencia o el hacerse cargo que cada persona tiene en cada una de sus experiencias...pero ese, no es el punto de hoy.

Hace un par de semanas tuve una entrevista laboral en la que una productora buscaba a un "Coach" para desarrollar un trabajo específico que podríamos catalogar como "Coaching de ventas", proceso que está diseñado para mejorar la gestión de venta y aumentar resultados en cierto periodo de tiempo en un equipo. Al entrar en la oficina donde sería entrevistado, habían tres personas trabajando sobre presupuestos, costo y margen de ganancia muy al ojo (según mi criterio). Me siento y pronto la persona a cargo me dice, "Hola, tu eres?...." ¡Carlos Gana! y me pregunta, "¿nosotros tenemos tus datos?" y le dije, ustedes solicitaron mi CV y ahí están todos mis datos! "aaahhh, ya entonces...cuéntame! ¿qué haz hecho?" mientras de escenario aún seguían los flujos de caja sobre nuestra entrevista. Al ver que mi CV no había sido leído, lo que hice fue presentarme contar algo de mi experiencia laboral para armar el contexto y contar un par de cosas en las que he trabajado, ahí al terminar me dice "pero, cuéntame más específico!". En ese minuto le pregunte sobre el trabajo, del cual tenía poca información ya que llegue a el por un dato, por lo que no tenía información sobre el trabajo específico, sino que tenía de las condiciones solamente y quería saber un poco más de qué se trataba, qué era lo que querían lograr, cuál era el contexto, el objetivo etc. Ahí ella comenzó a contarme que una cadena necesitaba realizar una charla, pero no quería algo motivacional (textual lo dijo) para que ellos ofrecieran un sistema de puntos a sus clientes porque la vez anterior no había funcionado y que tenía entre 30 y 40 minutos para lograr un cambio de switch en ese punto especifico de atención al cliente, o sea, programar la frase "¿Usted acumula puntos? ahí pregunté, ¿saben por qué no funcionó la vez anterior? y me cuenta que no tenía esa información pero aún así, quería que le contara que había hecho yo antes...al rato me queda mirando y me dice...."pero sabes, yo te veo muy formal...muy serio", cuando para sostener su idea de mi formalidad, empieza a ponerme a prueba con "tu podrías así como gritar, como no sé...causar impacto en la gente (con una intensidad que casi se levanta de la silla)" me imagino esperando que yo me pusiera de pie a dar un discurso motivacional, cosa que previamente me había dicho que no era lo que quería y quedé así marcando ocupado. Por lo que comencé a indagar más sobre por qué creían que eso pasaba con las personas que no ofrecían el sistema, cómo se había trabajado anteriormente, cuál era la información que se tenía respecto a esto, tratando de dar a entender que preparándose y sabiendo cuál era el punto crítico en la implementación en este sistema de puntos, podríamos saber cómo podríamos asegurar los resultados en las personas que son inducidas para este "Coach" basados en información y no a la intuición. Al final no me llamaron obviamente, me imagino por preguntar mucho, nunca tuve la información ni la claridad de su parte para plantear la solución esperada, de mi parte, veo una entrevista muy poco profesional, una gestión del trabajo muy poco desarrollada y más.

¿Por qué todo el cuento?

Como jóvenes nosotros estamos sujetos a las competencias y capacidades instaladas que tengamos  de nuestra área a la hora de tener una entrevista, percepción que concientemente mejora con un proceso de aprendizaje, reflexión y capitalización no menor, pero que muy pocos se dan el trabajo de hacer. Si tu no haz reflexionado ni tratado de capitalizar ese aprendizaje adquirido en tus experiencias previas, universidad, voluntariado, etc. Difícilmente sabrás qué responder en una entrevista, cómo defender tus puntos de vista, cómo resolver un problema y más importante aún...encontrar un trabajo que esté de acuerdo a tus expectativas, a lo que te apasiona y por sobre todo que valga la pena. Hay muchas empresas en el mercado que no se preocupan de nada más de costos e ingresos, y dejan de lado lo importante que es hoy tener en mente a la "generación Y" a la hora de ofrecer un puesto laboral. Hoy podemos exigir mucho más de nuestros futuros empleadores, si somos capaces de exigirnos nosotros previamente, pero eso parte por nosotros y en tomarnos el tiempo de capitalizar las experiencias y el aprendizaje.

¿y cómo? En este espacio, una recomendación es armar tu "caja de herramientas" para enfrentar el mercado, no se trata de revisar todos los cuadernos de la universidad, pero si de destacar qué sabes hacer, qué no sabes hacer, qué te gusta realizar y qué cosas no, etc.

La caja: La caja misma es tu experiencia, lo que te gusta realizar...entre más experiencias relevantes tengas y más te conozcas, más grande es la caja que tienes para enfrentar el mercado y más claro serán qué espacios quieres ocupar y cuáles no quieres ocupar.

Herramientas: También es vital saber qué herramientas tienes en esa caja para completar tareas , que son las competencias y capacidades instaladas, como un modelo CANVAS, Análisis financieros, modelos de RRHH, Programas de diseño, SPSS, gestión de equipos o eventos, etc. Según sea para cada carrera y por supuesto, que tiene que estar validada con una experiencia previa, ya sea en voluntariado o laboral.

y finalmente, es importante recordar que uno tiene competencias conscientes e insconcientes. Por eso, es vital en este ejercicio, conocerte a tí mismo y usar herramientas para este auto descrubrimiento personal, encontrar tu pasión, conocer tus habilidades, fortalezas y debilidades. Sólo así lograrás enfrentar el mercado con personalidad y como un "generación Y" que vino a cambiar el mundo, por lo tanto, al mercado.  

4520115_med

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *